Mi foto
GOD >> Video games alllllll the way!!!!! I'm a sister. I'm a daughter. I'm a warrior. I'm an overcomer.

Followers


| | | | | | | | | | | Portuguese

lunes, octubre 11

JR.14♥

Esto realmente lo veo como una necesidad.
Ver tantas escenas dramáticas casi un día entero, es algo que luego se te queda en la cabeza y no te lo puedes quitar. Haces lo posible, intentas olvidar, pero nada. Hay algo horrible que se ha quedado dentro de ti y que por desgracia, aunque lo quieras, no sale. Puede que esto termine en unos días, o mañana mismo, o puede que no acabe. Es demasiado dolor acumulado en el pecho, casi como una enfermedad en el corazón.
No puedes hacer eso que adoras, lo que amas, practicar lo que tanto te guste, lo que pensabas que ibas a hacer el resto de tu vida, paf, desaparece, sin más. Pero quieres seguir, quizás te traumatices, quizás quieras quitarte la vida. Cuando quieres darte cuenta, notas que no puedes parar de llorar, de derramar lágrimas a lo loco, viendo que resbalan por tus mejillas como cuando la lluvia cae en un cristal. Te quedas parado, te quedas blanco y lo demás, lo que te rodea, lo que está detrás de ti es un azul muy oscuro, tirando a negro, ves a las personas que están a tu alrededor, te miran perplejas, sin embargo tú, con la cabeza gacha, sientes que mueres; te callas, oyes los latidos de tu corazón, primero van a un ritmo normal, luego se adelantan, como si corriesen una maratón, te quedas en más silencio aún, y lo que oyes son los latidos cada vez más lentos, parece que tu corazón parará de un momento a otro. Te quedas solo en casa, ves vídeos y recuerdas, recuerdas . . . desde entonces te das cuenta de que eres . . . no infeliz, más bien no correspondido, solo, abandonado. Tirado en el suelo. Ves imágenes, y ves escenas tristes, escenas felices, de todo, pero sigues sin poder parar de llorar. Te miras en el espejo, ojos hinchados, ojeras, bolsas . . . y ves, que esa, esa persona que un día era totalmente normal, casi ha pasado al otro barrio. Hasta que de repente, notas algo muy cercano a ti, no lo ves, pero lo sientes. Escuchas canciones, y eso es lo único que quizás puede levantarte la moral, es lo más seguro. Lo mejor será no pensar en ello, es mejor dejar esos momentos pasar . . . y no pensar, no volver atrás; solo piensas en obedecer, y en tus amigos y familia; pero nunca, volver a hacer esa cosa, que casi, casi, te para el corazón, dolorosamente, acercándote a la muerte. Desapareces, te buscan pero no te encuentran. Hasta que un amigo tuyo sabe dónde puedes estar. Va hacia ese sitio, y te encuentra. Te pregunta qué haces ahí. Y tú, con una mirada triste, entre un tono de voz más triste aún, dices :''Solo quería ver esto por última vez. Quiero revivir cada momento de lo que ha pasado hoy''.- Bajas la cabeza, y con ella la mirada y sigues diciendo :''Sentir el poste donde he estado tanto tiempo hoy, y la hierba bajo mis pies''. Mierda, lloras otra vez, como una persona que está sola. Piensas en ese chico,del que estás enamorada, que tienes delante de ti a través de una pantalla, deseas que sea tuyo,es algo muy duro lo que ha pasado, has llegado a querer con el corazón. Paras la imagen, la repites, y la vuelves a poner . . y vuelves a llorar. Estás enfermo, enfermo del corazón, y es una limitación para aquello que quieres hacer, lo que realmente te gusta; pero, quizá por eso, hoy has cumplido mejor que nunca. Continuas llorando, te pica la cara, está roja. No puedes creer que esto esté pasando. Paf. Tu sueño se esfuma así, sin más. Rodeado de tus amigos, les confiesas que nunca olvidarás lo que ha pasado hoy, ni te olvidarás de ninguno de ellos. Te sientes feliz de haber podido estar con ellos, y terminas con un :''Os lo agradezco mucho''. Ahora ellos toman el relevo, te aprecian, te confiesan cosas, y entre unos llantos, quieres acabar con esto. Como una operación con muchísimo riesgo, pero aún así, no vas a renunciar, haces lo que deberías haber hecho hace tiempo, no te das por vencido, y no renunciarás a pesar de que hubiese una probabilidad de éxito entre cien. Pero confías en ti, y les confiesas de que luego, después, al haberte recuperado, volverás con ellos y seguirás haciendo lo que te gusta hacer, lo que amas, y en lo que has basado tu vida desde pequeño. Se lo prometes, y las promesas, hay que mantenerlas. Todo el mundo confía en ti, y creen en ti. Y después de tanto llanto, esas palabras al fin y al cabo, te han alegrado, y esperas lo mejor. Te animan, y piensas dentro de tu cabeza . . : ''Os lo agradezco chicos, os lo agradezco''. Y a través de eso, me di cuenta de que si todo lo haces con amor y con ganas, conseguirás lo que te propongas y tendrás una vida repleta de gente genial, y te sentirás muy correspondido. Así haré las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario